26 jun. 2017

EL #16: ¿Se disfruta un libro leyéndolo rápido?

Este es un tema que pensé en escribir por la manera en que pude leer Al otro lado de la puerta de Gary L. Blackwood (les dejo la reseña aquí) que fue -comparado con el tiempo que me toma generalmente acabar un libro- muy rápido, y eso es lo que quiero compartirles hoy en esta sección, hablarles de esta situación que acabo de vivir como lector y contarles algunas de mis experiencias con la lectura veloz.
Comencemos:

Para la primera parte de esta entrada podría decir que SI se puede disfrutar al leer con mayor rapidez usando como referencia una frase que he escuchado mucho (y probablemente ustedes también) Lento pero seguro, desmintiéndola, cambiándola -para este caso literario- por Rápido pero seguro.

Y es que así fue mi lectura de Al otro lado de la puerta: fue muy rápida su pasada por mis manos (lo leí en solo tres días, lo cual es demasiado rápido, considerando que mi ritmo de lectura es bastante lento y solo lo tomé por algunos minutos de cada día, no creo haber pasado de una hora) y además fue, para la mayoría del libro, un constante enfrascamiento en sus páginas, metiéndome en la historia de esa manera tan especial que todos los lectores conocemos (Burbuja Atrapadora de Lectores).

Fue para mi impactante como pudo pasar esto, como pude acabar con ese tiempo un libro de 205 páginas, y disfrutarlo de esa manera, derrumbando la idea que yo tenía, y que creo que más de algún otro lector también, de que eso hacía que, por lo general, no me concentrara en la lectura y me saltara puntos importantes o ni siquiera les prestara atención, pero no fue así.

Y ese es precisamente el descubrimiento que les vengo a exponer hoy, algo que no había caído en la cuenta de que era así: entre tantos síntomas de que un libro te ha atrapado, de que has entrado a la Burbuja Atrapadora de Lectores, es, en algunos casos, la lectura rápida.

Ahora, ustedes podrían llegar a pensar: ¿Por qué me interesa saber esto?, pues tal vez para algunos puede sonar hasta hasta cierto punto ridículo que alguien tenga la duda de si leer rápido es sinónimo de leer mal, pero hice una encuesta en google + para saber si en verdad había otros lectores que tuvieran esta misma forma de pensar y hubo más respuestas positivas que negativas, con lo que lo confirmé (esta entrada esta dedicada a ellos -y a cualquiera que la necesite XD-) sabiendo que este EL podría ayudarlos.

Y bueno, con esto pasamos a la segunda parte del EL de hoy: contarles mis antiguas experiencias con la lectura rápida con las que tal vez se identifiquen, o tal vez no, pero quizá les ayude a entender porque, por lo menos a mi, si me causaba cierto "miedo" la lectura veloz.

Una de estas experiencias es la que ya conocen, Al otro lado de la puerta de Gary L. Blackwood, y también existe otra en la que las páginas se deslizaron en mis manos y difruté mucho la lectura que fue muy rápida, con El principito de Antoine de Saint-Exupéry, pero ahora les contare una en la que, si mal no recuerdo, la lectura no fue muy "firme" que digamos.

Tanto para Sangre de Tinta como su continuación Muerte de Tinta (mi libro favorito) de Cornelia Funke me presioné para acabarlos en un periodo de tiempo relativamente corto (y más considerando que andan ambos por las 400-500 páginas) queriendo acabarlos con muchas páginas faltantes en tan solo unas horas, lo que hizo que me estresara y que no pensara siquiera en lo que estaba pasando en el libro, sin intentar relacionarlo, lo que hizo que me confundiera por algunos personajes, lugares, etc.

Claro que en este ejemplo la culpa fue mía, porque me puse un objetivo de lectura un poco irreal XD y eso hizo que me llegara a frustrar y leer sin poner gran esfuerzo o dedicación, así que en realidad mi concepto pasado de la lectura rápida podría estar basado en una cuestión de mala planificación y no de la velocidad con la que llegara a leer.

Entonces, eso me gustaría dejarles en esta entrada, que no tengan miedo de leer rápido (los que si lo tenían) y a entretenerlos un rato con lo que les he contado de mi vida con los libros, que es el propósito de esta sección :)
Sigan disfrutando de sus lecturas (ya sea rápido o lento, como ustedes prefieran XD) y nos vemos en la próxima entrada de Un Lector Joven :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario